Direct access to content

CONTACTO

Dr. Albares: Medicina del Sueño

Clinica Teknon

Teléfono: 93 290 64 05

Pide Cita


Visitas online disponibles

Más información

La Terapia Miofuncional es un complemento eficaz en el tratamiento de la apnea obstructiva del sueño y el ronquido, ya que reduce su gravedad a través de la mejora de la tonicidad muscular orofaríngea. Este tratamiento es de gran utilidad en todas las edades, desde niños a personas mayores.

Las condiciones de los músculos orofaríngeos, entre otros factores, son decisivos para la génesis del ronquido y del síndrome de la apnea obstructiva del sueño. Si además de determinadas condiciones del paciente los músculos implicados (labios, lengua, paladar blando, úvula, faringe) no tienen un tono adecuado, con frecuencia se produce el colapso de la vía aérea superior durante el sueño, impidiendo el correcto pasaje del aire y provocando ronquido y apneas.

La Terapia Miofuncional (TMF) está englobada en un área de la Logopedia que se denomina Motricidad Orofacial, y tiene como objetivo evaluar y tratar las alteraciones funcionales relacionadas con la respiración, deglución, masticación, habla y voz. Ante la presencia de ronquido y apneas obstructivas del sueño la Terapia Miofuncional se presenta como un tratamiento complementario eficaz para disminuir el índice de apneas e hipoapneas a través de la mejora muscular y de la adecuación de la postura lingual, la deglución y la masticación.

En la 1ª visita, la logopeda de la Unidad de Sueño realiza el diagnóstico miofuncional, a través de una exploración exobucal, endobucal y funcional, y posteriormente en equipo se define si el paciente puede beneficiarse con la Terapia Miofuncional, que consiste en realizar una sesión semanal durante un período variable, a determinar según el diagnóstico interdisciplinario.

  • CoSalud
  • Assistencia Sanitaria
  • Agrupacio Mutua
  • Adeslas
  • Caser
  • Mutua General de Catalunya

CONSEJOS PARA DORMIR BIEN

Descubre aquí consejos que te ayudarán a dormir mejor. Tus hábitos durante el día y sobre todo antes de acostarte (como por ejemplo limitar el uso de pantallas o cenar como mínimo 2 horas antes de acostarte) influyen mucho en la calidad de tu sueño.

Más información